Adara, primera entrevista pagada tras su ruptura con Gianmarco

El cinismo de Adara Molinero nos sigue sorprendiendo cada vez que abre la boca. De momento, ya ha hecho caja a costa de su tremendo dolor por su ruptura. Si el otro día indicaba que «no es justo que me pongan de infiel» (parece haber olvidado lo que hizo en la casa de GH VIP), ahora contraataca dando detalles, previo pago de la revista Lecturas, sobre lo sucedido.

«Después de que leyera los mensajes de Rodri le pedí el móvil, y él lo cogió y se encerró en el baño. Le llamé tres o cuatro veces, le dije que me estaba enfadando y después de un rato largo, cuando ya debió ver todo lo que había en mi móvil, salió» comenta.

«Un día tenía que grabar y subió con mi móvil, y para que no tuviera que estar poniendo el código le di la contraseña. Él no lo ha utilizado bien después, me quería controlar. Yo seré celosa, pero él muchísimo más. No confiaba en mí si al ver una conversación en la que no hay nada la malinterpretó de esa manera».

«Solo tengo ojos para él. Estoy súper enamorada de él por eso esto me duele tanto, muchísimo. Los sentimientos no se van de un día para otro» sentencia. La pregunta está clara: ¿cuánto van a tardar en sentarse en Sábado Deluxe para trincar por la reconciliación?

Semejante trama es incluso más vomitiva que la que perpetraron en GH VIP. Pero bueno, la máquina necesita combustible para ir quemando hasta que pueda haber más noticias jugosas y menos videollamadas con los de siempre. Seguiremos informando.

Vía | Lecturas