Arde Zarzuela: se descubre el mayor secreto de Letizia y sus hijas

La reina siempre ha intentado proteger a la princesa Leonor y la infanta Sofía de las feroces garras de la opinión pública. Por desgracia, Letizia no ha podido evitar que uno de sus mayores secretos relativos a sus hijas termine viendo la luz. El escándalo está servido… ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El calvario de Letizia Ortiz

> En los inicios de su relación, don Felipe y Letizia Ortiz optaron por resguardarse del ojo público. Sabían que la misma levantaría ampollas en ciertos sectores de la sociedad. Por otro lado, eran conocedores de que el enemigo a batir serían don Juan Carlos y doña Sofía. El entonces rey ya habló sobre la cuestión del matrimonio de su hijo años antes de que apareciera en escena la periodista. Expresó que el rey debería casarse con quien debiera, no con quien quisiera. Le alentó entonces a encontrar a la compañera ideal que reuniera las cualidades para ejercer de princesa y reina consorte. Había algo que para don Juan Carlos era primordial, que la elegida no tuviera pasado.

Nada más aterrizar en Zarzuela, la periodista supo que no contaba con el beneplácito de su suegro. La descartó sin darle una oportunidad nada más conocer su historia vital. En los encuentros posteriores que celebraron a solas la cosa no mejoró. Al igual que ya ocurrió con Eva Sannum en su momento, a don Juan Carlos le desagradó que Letizia hablara sobre modernizar la monarquía. Los dossiers que se recibieron en palacio sobre ella fueron el remate. El rey se puso en un punto sin retorno y su hijo amenazó con renunciar a sus derechos dinásticos en caso de no obtener su respaldo. Se fue a Estados Unidos, donde Letizia estaba trabajando, y esperó la llamada de su padre.

Siguiente: Los motivos que han obligado a Letizia a renunciar a sus hijas

Letizia renuncia a sus hijas

Letizia Ortiz

> Cuando alguien contrae matrimonio con un integrante de familia real está obligado a firmar las capitulaciones matrimoniales. En las mismas se establece todo lo relativo al matrimonio en caso de separación. Poco ducha en cuestiones legales, Letizia pidió ayuda a su primo, David Rocasolano. El punto más espinoso era el de los futuros hijos o hijas de la pareja. Su primo le advirtió que era una barbaridad que aceptara esa cláusula. Al hacerlo, renunciaba a la custodia de los hijos que estaban por llegar.

En este punto, don Felipe se mostró inflexible. Dijo que no podía cambiarse ni una coma. Si se producía la separación, Letizia no tendría derechos sobre los hijos nacidos del matrimonio. Cierto es que se estableció un régimen de visitas y periodos vacacionales. No obstante, sobre eso siempre priorizarían las necesidades de Casa Real. Algo parecido vivió Lady Di, que tuvo que acostumbrarse a estar largos periodos alejada de Guillermo y Harry. Aún con Felipe y Letizia felizmente casados, la custodia de Leonor y Sofía recayó sobre don Juan Carlos, jefe de la familia real, hasta su abdicación. Ahora la tiene don Felipe.

Siguiente: ¿Qué le pasa a la reina con sus hijas?

¿Qué le pasa a la reina con sus hijas?

> Si algo ha sorprendido es lo pendiente que está la reina de Leonor y Sofía. Algunos censuran que en público no deje de acapararlas. Bien vía conversación o tocándoles el pelo o la cara. Tiene el sentido de la protección muy acusado. Por otro lado, desea que nadie pueda decir que no ha educado bien a las niñas. Se antoja imposible que alguien pronuncie esas palabras dado que Leonor y Sofía muestran una espontaneidad y unos modales en público que son muy alabados. Se nota que don Felipe y su esposa han hecho muy bien su trabajo como padres. Han concienciado y preparado a las niñas para el papel institucional que les corresponde respetando su infancia.

No puede obviarse que ha sorprendido el poco contacto que Leonor y Sofía han tenido con sus primos paternos, incluso antes del estallido del caso Noos. Si algo ha llamado la atención es que ni la heredera ni su hermana hayan asistido a las clases de vela que doña Sofía ha pagado a todos sus nietos durante los meses de verano en Palma. Al parecer, fue cosa de doña Letizia, temerosa de la seguridad de las niñas. En este sentido, no está abierta a que se relacionen con sus coetáneos. Sin duda, no les va a ser fácil a Leonor y Sofía socializar.

La entrada Arde Zarzuela: se descubre el mayor secreto de Letizia y sus hijas se publicó primero en Cotilleo.