Belén Rodríguez se traga sus palabras y se sienta con Antonio David Flores en un plató

Belén Rodríguez se tragó sus palabras y se sentaba ayer con Antonio David Flores para atacar a Rocío Flores. De hecho, tuvo el cinismo de defender a otros concursantes en lugar de a la joven antedicha, hija de su tan cacareada y defendida amiga Rocío Carrasco.

De la joven dijo que «No convive, se lleva fatal con todos los compañeros. No pesca, no hace cabañas, no hace pruebas y encima se lleva la recompensa… Vive del victimismo y no está dando la atura como superviviente».

Flores le respondía «Eres tan previsible que el primero que te va a dar el aplauso soy yo». La hija de Doña Adelaida y enchufada de María Teresa Campos sacó pecho diciendo que «Llevo 21 años comentando realities, y estoy dando un punto de vista profesional, que le quede claro, y ha terminado ‘Estoy juzgando a una concursante de Supervivientes 2020 no a la hija de Antonio David’».

Pues vale chica, pero te tragaste tus palabras por dinero. La que siempre se caracterizó por ser tan insulsa como previsible, no tiene los arrestos necesarios para defenderse ante Antonio David que tiene más kilómetros que la RENFE y que saca a pasear su retranca malagueña con enorme facilidad.

Lo bueno del caso es que la que va de periodista y de íntegra no deja de confirmar que es un personaje agotado al que difícilmente se le encuentra sitio para colocar. Ya veremos cómo evoluciona todo y cómo torea Antonio David a una señora que se califica cada vez que hable.