Confidencias: Alaska, Olvido Gara

Forma parte de la historia de la música, fue musa de La Movida en los años 80 y es todo un icono gay. Olvido Gara, o Alaska (México, 1963) acaba de sacar nuevo disco con Nacho Canut, con quien forma Fangoria y dice que no le llegan las horas del día para hacer todas las cosas que tiene que hacer. Se confiesa organizada hasta la exageración, metódica, y es un placer escucharla.

Se casó con Mario Vaquerizo en Las Vegas el 29 de noviembre de 1999, tras 6 meses de relación. 12 años después, en mayo de 2011, se casaron por lo civil en Madrid.

Uno de sus lugares favoritos del mundo está en Grecia. Son las ruinas de Delfos, donde ha estado muchas veces.

A Olvido le encanta el cine y Clint Eastwood es su actor preferido. «Me gusta todo lo que hace»

¿Se han cumplido tus sueños profesionales?

Pues la verdad es que sí, porque mis metas eran muy bajas, hacer lo que me gusta y continuar, sin más.

¿Y los personales?

Tengo dos y que siempre están renqueando… Y ya a esta edad sé que no se van a cumplir, pero los digo porque me gusta: ser campeona de culturismo, aunque sea en un campeonato regional, y acabar la carrera de Historia.

Todavía podrías.

Bueno, yo creo que hay que ser realistas con las capacidades mentales y físicas de cada uno…

Dinos una virtud y un defecto

En mi caso es el mismo, una capacidad de organización exacerbada.

Un momento inolvidable en tu vida.

Pues cualquiera de intimidad y bienestar al lado de la persona que quiero. No tiene que ser un aniversario, ni nada especial. Solo ese instante en el que miras a tu alrededor y piensas: “Mi casa, él… perfecto”.

Un placer secreto:

Comer, y siendo específica, comer hidratos. Porque no soy especialmente golosa, me gusta más lo salado.

Un viaje que te ha impresionado.

El Oráculo de Delfos, en Grecia, al que vuelvo con cierta frecuencia para mi estabilidad mental.

Y una ciudad para volver.

Son tres: Londres, Las Vegas o México D.F.

¿Un libro?

Meditaciones, de Marco Aurelio. Una obra que me lleva acompañando muchos años, pero que a esta edad cobra otro peso.

Y una canción.

Starman, de David Bowie. Y si tengo que decir un artista sería también él.

Una película.

¿Solo una? qué difícil. Creo que El extraño viaje, de Fernando Fernán Gómez. Tiene todo lo que me gusta, ese cine español, esos actores maravillosos, un guión fantástico y basado en una historia real que venía de un periódico como El Caso.

Una actriz y un actor.

Bette Davis y Clint Eastwood, que ha pasado a lo largo de su vida por diversas etapas y me han gustado todas.

¿Qué destacarías de ti?

La calma y la capacidad de tragarme las cosas, que es algo bueno y malo. Y hasta hace poco también la paciencia. Pero mi marido y Nacho (Canut), que hablan a mis espaldas, han decidido que en los últimos años la he perdido. Y me he dado cuenta de que tienen razón.

¿Eres nostálgica?

Para nada. El pasado fue estupendo, pero fue.

¿Qué es lo que más te gusta en la vida?

Poder estar sola los ratos justos. Supongo que por ser hija única todavía necesito eso.

El éxito y el fracaso, ¿qué lugar ocupan en tu vida y en tu lista de priopridades?

El éxito es una consecuencia de algo, por consiguiente ni es una meta ni una prioridad, porque no está en tu mano. Y el fracaso exactamente igual. A veces haces algo que no le ha interesado a nadie y después haces exactamente lo mismo y funciona.

Organizada o ¿paciente?

«A lo largo de todos estos años de carrera ha habido momentos muy malos, en los que nadie nos contrataba, pero jamás pensé en tirar la toalla».

«Yo necesito tenerlo todo controlado y llevar un agenda superorganizada. Mario no, y a veces se queja de que le intente organizar su tiempo».

«Antes era paciente, pero eso es algo que he perdido con los años. O eso dice mi marido…»



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *