Del perdón a Terelu Campos al duro varapalo de su vida

La conocemos prácticamente desde que nació, aunque no ha sido hasta ahora, y gracias a su debut en televisión, cuando estamos conociendo la faceta más personal de Alejandra Rubio. La hija de Terelu Campos no está muy acostumbrada a abrirse en canal y hablar de su vida privada, hasta ahora. La nieta de María Teresa Campos ha emulado la prueba de los escalones de ‘Supervivientes’ en ‘Viva la vida’ y, a corazón abierto, ha hablado abiertamente de su vida privada y ha compartido con la audiencia todos sus arrepentimientos y miedos.

A pesar de que en un primer momento no quería, la joven se ha mostrado muy nerviosa a la hora de mostrar sus sentimientos a la audiencia. En todo momento, la sobrina de Carmen Borrego se ha mostrado muy serena a la hora de hablar de su infancia y adolescencia. Sobre esto, ha reconocido que se siente culpable de muchas cosas, sobre todo de irse de su casa cuando cumplió los 18 años, algo que «mucha gente» no entendió puesto que coincidió cuando a su madre le volvieron a detectar un cáncer de mama.

La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha asegurado que mantiene una relación muy estrecha con su padre, al que describe como su mejor amigo puesto que con él siempre hacía los planes más divertidos. Sobre su madre, Alejandra Rubio ha reiterado lo mucho que la quiere y ha reconocido que le gustaría sentirse más cercana a ella y sentarse a hablar de sus respectivos sentimientos. «Mi madre me quiere muchísimo, a veces tenemos una relación que podría ser mucho más cercana porque no nos decimos las cosas y yo quiero hacerlo», explica.

Se derrumba al recordar a la pareja de su padre

A pesar de que ha sabido mantener la compostura, su gesto cambiaba por completo al recordar a la que fuera pareja de su padre, quien falleció tras una larga batalla contra una dura enfermedad hace unos años. «Me está costando mucho esto», decía con la voz entrecortado y a punto de soltar alguna que otra lágrima. «Ya ha pasado tiempo, ha sido muy difícil para mi superar esto y no quiero recordarlo«, decía para cortar el tema. Ante esto, Emma García decidía dar por terminada la «prueba».


1Mantiene una magnífica relación con su padre

Alejandra Rubio dejaba claro que mantiene una muy buena relación con su padre, al que tacha de ser su confidente. Sin embargo, ha reconocido que en su adolescencia no tenían muy buena sintonía. «La relación con mi padre fue rara unos años porque era más estricto. Decidí alejarme un poco en esa rebeldía. Pero mi padre es mi mejor amigo», afirma.

 


2Se siente culpable

La joven ha reconocido que no le gusta hablar de ciertos temas familiares porque considera que deberían quedar dentro de casa. Sin embargo, se rompía al hablar de la enfermedad de su madre. «Cuando mi madre tuvo la segunda enfermedad me fui de casa, no por eso, sino por las circunstancias… decidí independizarme«, comenzaba a relatar.


3«Pensé en mí»

«Solo pensé en mi, me siento culpable de no haber estado con ella», reconocía. Después, la joven insistía en que su madre siempre quiso mantenerla en un segundo plano para que no sufriera.»La primera enfermedad de mi madre no me enteré porque me lo hizo muy fácil, la que viví bien fue la de la que era la mujer de mi padre, con la enfermedad de la mujer de mi padre… me está costando mucho esto«, se rompía.


4Alejandra Rubio esconde sus sentimientos

La hija de Terelu Campos ha reconocido que es una persona muy introvertida y que no le gusta mostrar sus sentimientos porque siempre intenta esconderlos.


5No ha hablado con su madre sobre su enfermedad

Sobre la enfermedad contra la que luchó Terelu Campos, y que afortunadamente consiguió acabar con ella, Alejandra explica que nunca han hablado abiertamente sobre el tema: «Lo pasó tan mal… para una persona que no lo ha vivido tan cerca es muy difícil imaginarlo. Yo la veía y yo hubiera tirado la toalla».

 

 

 


6Su relación con su madre podría ser más cercana

Alejandra Rubio ha insistido en que le gustaría tener una relación mucho más cercana con su madre: «Cuando nos enfadamos a los cinco minutos ya estamos normal… hacemos como que no ha pasado nada, hay que hablar las cosas porque al final siempre queda ahí».

 


7Le pide perdón a su madre

La joven le ha pedido perdón a su madre por tener que aguantar su complicado carácter. «Con 18 años dije adiós y me fui a vivir mi vida. No permití que nadie se metiera en ella, mi relación con mi padre es de quedar a comer y con mi madre he convivido. Mi padre me escucha, me aconseja desde su experiencia… con mi madre es una relación más complicada», reconoce.

 

 


8Terelu le ha dado mucha libertad

Asimismo, ha explicado que su madre siempre ha sido muy protectora con ella y a la vez le ha dado libertad.

 

 

 


9«Estoy aquí porque me lo he ganado»

Alejandra Rubio no se arrepiente de nada porque todo son vivencias para ella. «Aprendes, no sirve de nada arrepentirse», reflexiona. Sobre su faceta televisiva, la joven ha incidido en el hecho de que ella está trabajando porque «me lo he ganado» y no por ser hija de.

 

 

 


10Terelu Campos, muy exigente con su hija

Después de abrirse en canal, Terelu Campos ha intervenido en el programa de Telecinco vía telefónica para decir lo mucho que quiere a su hija. «Es lo que más me importa en el mundo, lo único que no quiero es que sufra. La segunda enfermedad fue terrible, ella no es consciente de que en un primer momento que ella se fuera no fue fácil para mí, no esperaba que se fuera de casa», reconoce.

 



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *