Don Juan Carlos, en grave peligro por culpa de una mala decisión

El monarca está muy delicado de salud. Don Juan Carlos no puede hacer frente a los achaques propios de la edad, pero lo cierto es que algunas de sus costumbres tampoco ayudan a su propio bienestar. Acabamos de descubrir que el padre de don Felipe VI puso en peligro su vida tras tomar una arriesga decisión. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Don Juan Carlos, muy delicado

> El esposo de doña Sofía está en el punto de mira a raíz de su estado de salud. Las alarmas empezaron a sonar durante el verano pasado, cuando tuvo que ser operado del corazón a consecuencia de una obstrucción en una de sus arterias principales. Poco después, lo vimos con una gran cicatriz en la frente, fruto de un “accidente doméstico sin importancia”, apuntaron entonces desde Casa Real. Sin embargo, en las últimas apariciones públicas de don Juan Carlos, resulta evidente que no está pasando por su mejor momento y que sus problemas de movilidad van a peor.

El monarca abdicado tiene ya 83 años, y resulta complicado paliar algunos achaques propios de tan avanzada edad. Para colmo, tampoco puede decirse que don Juan Carlos cuide mucho de su salud. Por todos es sabido que ha llevado una vida de excesos, y algunas de sus decisiones no le han hecho ningún favor a su propio bienestar. De hecho, una de ellas casi le cuesta la vida… ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo, te lo contamos en la página siguiente.

Siguiente: La decisión más arriesgada de don Juan Carlos

La decisión más arriesgada de don Juan Carlos

> Todo el mundo recuerda todavía el aterrizaje forzoso del avión que surcaba el cielo madrileño y que, por fortuna, salió a pedir de boca. A propósito de este suceso, Jaime Peñafiel recordó en Cuatro al día un episodio muy parecido protagonizado por don Juan Carlos I. El cronista experto en realeza acompañó al monarca en uno de sus viajes oficiales, y de vuelta a Madrid pidió parar en Arabia Saudí para reunirse con un buen amigo. Su gozo en un pozo, pues la madre naturaleza se puso en su contra y levantó una violenta tormenta de arena sobre el desierto que sobrevolaban. Hicieron tiempo hasta que despejara, pero no había forma de calmar la furia de aquel vendaval.

Retomaron el camino a la capital española, y justo en ese momento se percataron de que la tormenta estaba amainando. Lo último que esperaba el aviador era que el rey le obligara a tomar tierra sin previo aviso. “Juan Carlos era muy caprichoso y dijo que quería aterrizar. El piloto le dijo que no podía porque los depósitos estaban llenos, pero él ordenó aterrizar como se pudiera”. La única opción válida para el monarca abdicado era deshacerse de la gasolina sobrante en medio del desierto. 43 toneladas de un producto altamente inflamable y tóxico que el Borbón arrojó en un paraje natural. A ojos de Peñafiel, se trató de “un capricho atroz y peligroso” que pudo haber pagado muy caro…

Siguiente: La voluntad de don Juan Carlos “viendo que se acerca el final”

La última voluntad de don Juan Carlos

> El monarca no se encuentra del todo bien y es consciente de que “se acerca el final”, según publicó Pilar Eyre en su columna de Lecturas. Así, la periodista asegura que don Juan Carlos tiene una última voluntad que le gustaría hacer realidad antes de que ocurra lo peor: que su hija pequeña, doña Cristina de Borbón, vuelva a ser aceptada en Zarzuela. De momento, todo apunta que la infanta deberá seguir en el ostracismo que se le impuso a raíz de la implicación de su marido, Iñaki Urdangarín, en el Caso Nóos. “La rehabilitación pública de la infanta es tarea imposible, a pesar de los deseos del padre que querría dejarla amparada y a la familia unida”, asegura la cronista. En busca de esta paz que tanto anhela, el emérito habría hecho una petición a don Felipe de Borbón, pero doña Letizia se interpuso y, lejos de arreglar la situación, todo fue a peor. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: Letizia se interpone entre Felipe y su hermana

Letizia se interpone entre Felipe y su hermana

> Ocurrió en el solmene funeral institucional de la infanta Pilar, la hermana mayor de don Juan Carlos. Como manda el protocolo, Felipe y Letizia fueron los últimos en llegar a la Basílica de El Escorial, y recorrieron el largo pasillo hasta llegar casi al altar del templo, donde aguardaban los eméritos y las infantas. Los soberanos saludaron con dos besos a doña Sofía y a su esposo, pero ni siquiera miraron a la cara a doña Cristina y Doña Elena. “Don Juan Carlos dirigió a su hijo una mira suplicante conminándole a saludar a Cristina, pero cuando iba a abrazar a sus hermanas, se interpuso en su camino Letizia haciendo de barrera humana, impidiendo el paso a su marido”, describe Pilar Eyre en su columna de Lecturas. Entonces, el rey miró a su padre con cara disculpa: “Papá, yo quería… pero no he podido”.

La entrada Don Juan Carlos, en grave peligro por culpa de una mala decisión se publicó primero en Cotilleo.