El drama de los hijos de la infanta Cristina: marcados por la vergüenza y repudiados por Letizia

Los más jóvenes de Casa Real representan dos caras muy diferentes de una misma moneda. Mientras que Victoria Federica y Felipe Juan Froilán de Marichalar, los hijos de la infanta Elena, protagonizan varias polémicas semana tras semana; Juan Valentín, Pablo, Miguel e Irene, los de la infanta Cristina, muestran una actitud mucho más comedida de cara a la opinión pública, arrastrando un terrible drama marcado por el encarcelamiento de su padre, Iñaki Urdangarín.

De tal palo, tal astilla

> 22 de mayo de 2004. Felipe y Letizia se dan el ‘sí, quiero’ en la catedral de la Almudena de Madrid. El mundo entero está pendiente de esta boda real, pero, por un momento, los novios dejan de ser los protagonistas. De repente, las miradas se desvían hacia el pequeño Felipe Juan Froilán, que con tan solo seis años la emprendió a patadas contra su prima Victoria López de Quesada. Nada hacía presagiar que aquella travesura inocente era tan solo un preámbulo de todo lo que estaba por llegar. Los golpes dieron paso a las malas notas, y después llegaron las peleas a las puertas de las discotecas o los insultos racistas en el parque de atracciones.

El primogénito de doña Elena de Borbón ha protagonizado un sinfín de titulares escandalosos que han puesto a la Corona contra las cuerdas, pero su hermana no se queda atrás. De un tiempo a esta parte, es Victoria Federica de Marichalar la que más está dando que hablar entre la opinión pública, principalmente por su ajetreada vida sentimental y social. Su comportamiento no casa con el que se espera de alguien tan cercano al trono español, teniendo en cuenta que los vástagos de la infanta ocupan el cuarto y quinto puesto.

Siguiente: Marichalar y la infanta se avergüenzan de sus hijos

Marichalar y la infanta se avergüenzan de sus hijos

> No hay semana en la que los nombres de Froilán o Victoria Federica no aparezcan unas cuantas veces en las publicaciones del papel couché. Sus vaivenes amorosos los han convertido en otros personajes del corazón cuya exposición mediática saca de quicio a Zarzuela. Pero su comportamiento no solo levanta ampollas en Felipe y Letizia, quienes preferirían que por su privilegiada posición mostraran una actitud ejemplar, sino que hasta sus propios padres no se sienten cómodos con su polémico estilo de vida. “El buenazo de Jaime (de Marichalar) ha tirado la toalla. Estoy seguro deben avergonzarle los comportamientos de sus hijos, sobre todo, de Victoria Federica manteniendo enfrentamientos públicos con su madre que le afeaba el horario de llegada a casa”, señala Jaime Peñafiel en República.

Las comparaciones son odiosas, pero el cronista no puede evitar hacer balance entre la conducta de los hijos de la infanta Elena y los de la infanta Cristina. Bajo su punto de vista, Pablo, Juan Valentín, Miguel e Irene representan a la perfección todos los valores que se esperan de alguien de su linaje. Ni siquiera las adversidades a las que han tenido que hacer frente estos últimos años han hecho mella en su imagen pública.

Siguiente: Los hijos de Cristina, tristes y avergonzados por Urdangarín

El drama de los hijos de Urdangarín

Casa Real

> 18 de junio de 2018. Han pasado las siete y media de la mañana y el marido de doña Cristina de Borbón ingresa en la Cárcel de Brieva para cumplir su condena de cinco años y diez meses de prisión por su implicación en el Caso Nóos. A partir de ese momento, comenzó una pesadilla para toda la familia. Hace dos años que sus hijos están creciendo sin un padre a su lado, una penosa circunstancia que, a ojos de Jaime Peñafiel, no se refleja en su comportamiento irreprochable. “Ha unido a los cuatro hermanos como una piña en torno a su madre. Llevan con toda dignidad la situación carcelaria de su padre, aunque arrastrando, públicamente, la tristeza y la vergüenza que les produce”, apunta el cronista experto en realeza en una columna de opinión que ha publicado República.

Siguiente: Letizia, la tía cruel que hace el vacío a sus sobrinos

 

Letizia, la tía cruel que hace el vacío a sus sobrinos

> Queda claro que las manos largas de Urdangarín, metafórica y literalmente, pusieron en serios aprietos a la Monarquía. Él ya cumple condena por dos delitos fiscales y otros tales como prevaricación, malversación, tráfico de influencias y fraude a la Administración Pública, pero no fue el único que pagó las consecuencias de su implicación en el Caso Nóos. Su mujer y sus cuatro hijos fueron apartados sin miramientos de Zarzuela, y hay quien culpa a la reina de esta decisión que castigó a justos por pecadores. “Nadie entiende, la cruel actitud de Letizia contra estas criaturas a las que hace el vacío impidiendo el acercamiento a sus hijas Leonor y Sofía ¿Qué teme?”, se pregunta Jaime Peñafiel.

La entrada El drama de los hijos de la infanta Cristina: marcados por la vergüenza y repudiados por Letizia se publicó primero en Cotilleo.