El Rey Felipe, junto a dos suyos, recauda leche y aceite para los desfavorecidos

El Rey Felipe VI ha mostrado durante todos estos meses que se ha implicado al máximo con la crisis del coronavirus. Junto a la Reina Letizia ha llevado a cabo incontables videollamadas para estar al tanto de todo lo que ha estado ocurriendo en nuestro país durante la crisis sanitaria. Además, desde hace unos días, los Reyes han protagonizado algunas citas presenciales.

Pues bien, el Rey Felipe ha dado un paso más en su labor social y ha tenido una iniciativa benéfica para ayudar en las consencuecias que ha traído la pandemia. Y es que Felipe ha hecho un llamamiento para ayudar a los más desfavorecidos por el Covid-19 sumándose a la campaña ‘Cruz Roja responde frente al Covid-19’.

Para Felipe sumarse a esta iniciativa es especial, ya que la llevan a cabo dos primos suyos, Pedro de Borbón-Dos Sicilias, duque de Calabria, y José Miguel Zamoyski de Borbón. Ha sido el Palacio de la Zarzuela el que ha emitido un comunicado anunciando esta iniciativa solidaria por parte de la Casa Real española.

«Se han congrefado a todas las Corporaciones Nobiliarias, las Órdenes Militares, las cinco Reales Maestranzas, las Órdenes Internacionales con actividades en España, así como otras Corporaciones nobiliarias y caballerescas para adquirir 38.604 litros de leche de larga duración (UHT) y alrededor de 25.000 litros de aceite de oliva virgen esxtra de la mejor calidad, al objeto de facilitar su distribución a familias necesitadas en distintos puntos de la geografía española», apunta el comunicado.

Además, la entrega de los alimentos ya se han llevado a cabo. «Se han realizado en las Comunidades Autónomas de Castilla León, Castilla La Mancha, Extremadura y Andalucía para su posterior distribución y entrega a familias y personas en situación de vulnerabilidad», se explica en dicho comunicado.

El Rey, al tanto de todas las iniciativas

Hace apenas unas horas, Don Felipe hablaba por teléfono precisamente con José Andrés, Embajador Honorario de la Marca España y presidente fundador de World Central Kitchen. En su conversación con el rey, el chef le ha contado la labor que está llevando a cabo en nuestro país desde que comenzó la pandemia a través del programa #ChefsForSpain.

Gracias a esta iniciativa se han podido preparar más de 1.700.000 comidas frescas a personas necesitadas de toda nuestra geografía. Familias de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, A Coruña, Sevilla, Cádiz, Huelva, Jaén y Marbella han tenido acceso a los alimentos preparados por este proyecto solidario, que pretende ayudar a través de la comida a los colectivos más vulnerables ante la emergencia sanitaria del coronavirus.

Andrés ha reconocido ante Su Majestad el Rey el “gran equipo” formado en España por voluntarios, cocineros y empresas españolas, además de agradecer su colaboración y apoyo, puesto que se han ofrecido comidas desde 15 cocinas diferentes con la ayuda de más de 200 chefs y 4.500 voluntarios. La idea consiste en trasladar a España el concepto de “cocinas comunitarias”, puestas ya en marcha en Estados Unidos.

José Andrés, volvado con los más necesitados

José Andrés plantea una iniciativa que denomina Plan Nacional de Emergencia Alimentaria (PLANEA). Ésta garantiza el derecho a la seguridad alimentaria y nutricional de la población española en situaciones de desastre natural o emergencias nacionales. El restaurador basa su plan en cuatro pilares fundamentales con los que ya cuenta la sociedad. El primero de ellos, los recursos de la sociedad civil y el sector privado. En segundo lugar, los gestores que viven y trabajan en el corazón de las comunidades. Asimismo, considera importante la transferencia del conocimiento (know-how) para capacitar y sensibilizar a quienes están en primera línea de la lucha contra el hambre. En último lugar, realza el valor de la creatividad para encontrar soluciones al problema del hambre con los recursos que se tienen al alcance en tiempos de crisis. Su plan multisectorial está marcado por la eficiencia y la innovación en el que ONGs, sociedad civil y sector privado juegan un papel destacado.

Toda ayuda es poca para luchar contra las consecuencias del coronavirus

Gracias a la colaboración con Cruz Roja, bancos de alimentos locales y ayuntamientos, World Central Kitchen está identificando ciudades, barrios y comunidades necesitadas de nuestro país. Diariamente, esta ong distribuye 30.000 comidas en más de 165 puntos, además de repartos puerta a puerta gracias a la colaboración con Correos, dotaciones locales de bomberos y empresas de reparto a domicilio como Glovo.

A WCK, le acompañan el Grupo Arzábal y Mateo&Co, una consultora estratégica especializada en gastronomía. La colaboración de Arzábal ha sido fundamental por el volumen de suministros que este grupo maneja habitualmente y porque su cocina está equipada con sistemas de higienización a altas temperaturas y termosellado de alimentos que hacen que la comida esté en las condiciones sanitarias que ahora son prioritarias. Por su parte, la consultora gastronómica Mateo&Co colabora con la organización a nivel logístico, la gestión, coordinación de grupos y otras labores necesarias para asegurar el éxito de la iniciativa.



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *