Gema López y los colaboradores de ‘Sálvame’ ponen a Antonio Montero contra las cuerdas

A Antonio Montero le ha caído un aluvión de críticas por parte de sus compañeros de ‘Sálvame. Varios colaboradores lo acusan de querer ganar protagonismo en el programa para poder ir más veces y, así, lucrarse económicamente. La más crítica del equipo ha sido Gema López, quien lo ha atacado con dureza.

De un tiempo a esta parte, la actitud del reportero ha sido cuestionada por sus colegas. Algunos de ellos, como Miguel Frigenti o Lydia Lozano, consideran que tiene cada vez más afán de adquirir relevancia en el espacio de Telecinco. Esta ha protagonizado acalorados rifirrafes con Montero después de que éste cuestionara su modo de trabajar y pusiera en tela de juicio si realmente había pisado la Facultad de Periodismo.

El último encontronazo de Montero con María Patiño ha sido el detonante de que todos hayan analizado su comportamiento. La gallega contaba en ‘La última cena’ que había insultado a su compañero después de que éste, según ella, la traicionara. «No lo quiero tener como amigo porque no quiero seguir sufriendo», admitía. Esto ha dado pie a que ‘Sálvame centrara parte de su emisión en Antonio Montero, cuya manera de comportarse no termina de convencer…

Gema López: «Te crees más que los demás»

Gema López ha querido poner los puntos sobre las íes a Montero. Considera que ha sido injusto en muchas críticas y comentarios que ha hecho sobre Lydia Lozano. E incluso ha afirmado que tiene un punto de «Eres como todos los que trabajamos aquí y te crees más que los demás. Esto de mover la pelotita es porque te interesa venir más veces», le ha dicho. «Todo se te ha ido de las manos», añadía. Montero recordaba que lo que les une es más que un vínculo profesional: «Yo he estado en tu casa, tú has estado en la mía. En las reuniones nos contamos de nuestra vida lo más grande».

Montero: «No tengo miedo a nadie»

Montero se defendía alegando que para él su trabajo no es más que eso. Ha admitido que en ocasiones disfruta picando a los tertulianos: le gusta «chinchar» y «jugar» con determinadas cosas, pero sin mala intención. «Kiko Matamoros me ha llamado meapilas… No tengo miedo aquí a nadie, ni a los directores ni a nadie. Esto es un negocio que no es para tener miedo. Esto es para venir a divertirse», señalaba. «Si se cruza la línea de mi vida personal me iré. Vosotros de mi vida podéis hablar de lo que queráis».

Sobre el enfado de María Patiño, Montero se ha mostrado tranquilo. «A María no le voy a pedir perdón de nada. Si quiere llevarse bien conmigo nos llevaremos bien. He estado esperando a que me pusiera un mensaje disculpándose de los insultos”. Y es que se siente dolido porque María dijera que es “el peor compañero» con el que ha trabajado a lo largo de su carrera.

Lydia Lozano: ¿Dónde está tu línea roja?»

Al escuchar las declaraciones de Montero, Lydia Lozano saltaba, indignada. «¿Dónde está tu línea roja?»», le preguntaba. «Has hablado de tu enfermedad, te has sentado en un plató con tu mujer, has hablado de tu separación. Quiero saber. Te las has saltado todas las líneas. Te reíste de mí cuando dije que mi madre había llorado por ti. Por favor, Montero. Es que de verdad… Has dicho de mí que qué qué actriz era porque lloraba cuando nombraba a mi madre. Me tiras por tierra algo de mi madre y ahora hablas de tu padre…».

Por su parte, Miguel Frigenti se sumaba a las críticas hacia Montero. «Te estás convirtiendo en el diablo de ‘Sálvame’. Y estás encantado. Patiño pudo excederse con Montero, pero él está encantado con esto. Está donde quiere estar», sentenciaba. «Tú quieres venir más días».

Lozano ha llegado a desvelar que Montero había llevado a numerosos rostros conocidos a ‘Sábado Deluxe’ para ganar dinero con ello. Carlota Corredera salía entonces en defensa de su compañero: «Benditos todos los colaboradores que traigan personajes a este programa». La semana pasada, la periodista acusó a Montero de haberle ofrecido «ir a medias» en el caso de Ylenia Carrisi y le exigió que se sometiera a un poli para demostrar su verdad. Para añadir más leña al fuego, la redacción del programa revelaba que Kiko Matamoros había confirmado en el polígrafo que Montero «es capaz de fingir cualquier cosa para venir más tarde a trabajar».



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *