Gravísima agresión: Rocío Flores atacó a Rocío Carrasco con un cuchillo

Por fin sabemos que ocurrió aquella trágica mañana de verano en la que madre e hija terminaron enfrentadas para siempre. Rocío Flores la emprendió a golpes contra Rocío Carrasco, pero no se trató del primer episodio violentó que protagonizó. Días antes, la primogénita de la Jurado acabó herida por un cuchillo que portaba la entonces menor. Incluso la Fiscalía quiso condenar a la joven por este incidente. ¿Quieres saber qué pasó? Sigue leyendo, te contamos todos los detalles a continuación.

La cocina que tornó en infierno

> Rocío Flores desayunaba muy pronto aquella mañana de julio de 2012. Era viernes y estaba de vacaciones, pero sus malas notas durante el curso anterior la llevaron a realizar un cursillo de verano. Su madre la acompañaba en la cocina, sin ser consciente de que una nectarina terminaría desatando el mismísimo infierno en esa casa de Valdelagua. La tensión acumulada durante semanas, quizás meses o años, culminó con una tremenda discusión que giraba en torno a este cítrico morado, y de los gritos y reproches llegaron a las manos. Según los informes a los que Vanitatis ha tenido acceso, la joven la emprendió contra Rocío Carrasco y “le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas”.

Pero no fue ese el primer episodio violenta protagonizado por Rocío Flores, sino que unos cuantos días antes hirió a su madre con un cuchillo. Los hechos alcanzaron tal gravedad que incluso la Fiscalía solicitó que se condenara a la joven por este incidente. ¿Quieres saber qué paso? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: Rocío Flores hirió a su madre con un cuchillo

Rocío Flores hirió a su madre con un cuchillo

> Los hechos anteriormente narrados narrados se remontan a la mañana del 27 de julio de 2012, pero hace falta retroceder un poco más para situar en el tiempo el incidente relacionado con el cuchillo, concretamente hasta el día 10. Una semana antes, Rocío Carrasco había recibido una notificación del juzgado en la que se le informó de que su hija iba a declarar contra ella en pro de su padre, Antonio David, que buscaba la custodia íntegra de su primogénita. Se pueden imaginar, entonces, la tensión familiar que se respiraba aquel verano en el chalet de Valdelagua. Fue cuando se produjo ese episodio violento con un cuchillo de por medio. Los documentos oficiales a los que Vanitatis ha tenido acceso describen así la tétrica escena:

“En hora no determinada del día 10 de julio de 2012, encontrándose la menor junto a su madre y hermano en la cocina del domicilio familiar, y como quiera que aquella le recriminó que estaba gesticulando con las manos mientras asía un cuchillo con el que cortaba una pieza de fruta, se inició una disputa entre ambas, en el transcurso de la cual Rocío Carrasco exigió a su hija que le entregara el citado cuchillo, y como quiera que la menor se negó a ello, aquella lo sujetó, momento en que la menor, actuando con ánimo de ocasionar a su madre un perjuicio en su integridad física, propinó un fuerte tirón del mismo, provocando así que aquella se cortase en uno de sus dedos”.

Siguiente: Rocío Flores paga las consecuencias

Rocío Flores paga las consecuencias

> La Fiscalía buscaba condenar a la entonces menor por las heridas que ocasionó a su madre cuchillo en mano. Sin embargo, la joven se fue de rositas porque Carrasco dio la cara por ella y declaró que “su hija en ningún momento la amenazó, cortándose ella en un dedo de forma fortuita cuando intentaba que la menor no sufriera daño alguno, al gesticular a la vez que intentaba cortar una manzana”. Que la heredera universal de la Jurado echara un cable a su primogénita, en plena batalla judicial, fue entendido por la jueza como un acto de imparcialidad, ya que “no arremete de forma indiscriminada contra la menor, pues pone de manifiesto tanto aquello que puede perjudicar a Rocío Flores como lo que le beneficia”.

De este modo, tal y como confirman los documentos a los que Vanitatis ha tenido acceso, el testimonio de Carrasco ganó terreno al de su hija, plagado de “francas contradicciones” encaminadas a echar por tierra a su madre. Así, la declaración de Rocío en favor de Flores fue clave para que, más tarde, la joven fuera condenada por “un delito de maltrato habitual, de un delito de maltrato, de una falta continuada de amenazas y de una falta continuada de injurias” hacia su progenitora.

Siguiente: Rocío Flores estaba influenciada por su padre

Rocío Flores estaba influenciada por su padre

> Hay indicios suficientes para entender que la decisión de la joven de posicionarse del lado de su progenitor no ha sido tan libre como parece. Al menos es lo que se desprende de los informes periciales realizados por el Equipo Técnico de Asesoramiento a los Juzgados de Menores y cuyas conclusiones publicó en exclusiva Cotilleo.es: “El comportamiento de Rocío frente a la madre parece estar mediatizado por los problemas legales que han tenido sus progenitores a lo largo de su vida, recibiendo Rocío presiones más o menos conscientes y adoctrinamiento más o menos consciente que dan como consecuencia el rechazo frontal a la madre”. Una aseveración que podría suponer un claro caso de alienación parental que, según ha podido conocer esta publicación, todavía no se ha dirimido en sede judicial.

Esta documentación a la que Cotilleo.es ha tenido acceso, también refiere que la hija de Antonio David y Rocío “utiliza la mentira contra su madre de forma abierta para conseguir unas ganancias como puede ser la aprobación en el núcleo paterno”. De esta hipótesis recogida en el informe anteriormente citado se desliza que la joven, que por aquel entonces era menor de edad, buscaba la complicidad del entorno de su padre mediante mentiras e invenciones sobre su progenitora, pudiendo convenir que las mismas formaban parte de las conversaciones de la familia paterna con sus hijos.

La entrada Gravísima agresión: Rocío Flores atacó a Rocío Carrasco con un cuchillo se publicó primero en Cotilleo.