Letizia, al descubierto tras su última cena con Joaquín Sabina

El país entero está pendiente del cantante, que ha sido operado de urgencia tras caer del escenario durante un concierto. Los seguidores de Joaquín Sabina están consternados, entre los que se encuentra la reina Letizia, que conoce al artista desde hace unos cuantos años. Los detalles de su encuentro han visto la luz, y de seguro que no dejan indiferente a nadie. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Sabina, operado de urgencia

> El 12 de febrero, Joaquín Sabina se precipitó al vacío desde el escenario durante su concierto en el Wizink de Madrid. La caída le provocó daños graves y ha tenido que ser operado de urgencia a consecuencia de un derrame cerebral y un hematoma intracraneal, producidos por el fuerte traumatismo. Por fortuna, la intervención ha concluido satisfactoriamente y el cantante se recuperará, aunque permanecerá un tiempo ingresado para que los médicos puedan controlar su evolución. Todo ha quedado en un susto, y no pequeño, para los seguidores y fans del artista, entre los que se encuentra la mismísima reina Letizia.

La monarca y Sabina se conocieron hace tiempo, y los detalles de este encuentro han visto la luz. Durante aquella velada se produjeron algunos episodios que tanto Letizia como Casa Real en su conjunto hubieran preferido mantener en secreto, pero el cantante se ha ido de la lengua… ¿Quieres saber qué pasó en esa reunión informal? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: La cena de Letizia y Sabina

La cena de Letizia y Sabina

> El cantante y Simoneta Gómez-Acebo mantienen una sincera amistad desde hace tiempo y han compartido numerosas veladas. En una de ellas, cuando Ortiz todavía era princesa de Asturias, la prima del rey hizo saber a Sabina que la aspirante a reina quería conocerlo. Aunque al principio mostró sus reticencias, finalmente aceptó y se reunió con Letizia y don Felipe, entre otros colegas. La soberana disfrutó de una fiesta con su ídolo en un ambiente muy distendido, tanto que hasta se produjo un intercambio de parejas. “Cuando pusieron el vals, que era un vals dedicado, yo, con un poquito de maldad, en lugar de que fueran los principitos los primeros que bailaran su vals, saqué a Leti a bailar”, recuerda el cantante en su libro, Yo también se jugarme la boca. Sabina en carne viva.

Pero la cosa no quedó ahí, sino que el propio artista instó a don Felipe a que también sacara a bailar a su pareja. “El caso es que estoy bailando con Leti y le digo al príncipe a gritos: ‘Oye, Felipe, ¡saca a bailar a mi novia que le está dando un enorme ataque de cuernos’. El príncipe la sacó porque es un caballero y bailamos el vals nupcial Leti y yo y el príncipe y mi novia. Luego me contó mi novia que cuando acabó el vals, el príncipe le dijo una sola frase: Bailas de cojones’”. Por lo visto, disfrutaron tanto de la velada, que volvieron a repetir en otra ocasión, aunque la última no acabó tan bien como esta.

Siguiente: Cuando Sabina sacó de quicio a Felipe

Cuando Sabina sacó de quicio a Felipe

> El cantante y los entonces príncipes de Asturias hicieron muy buenas migas durante aquella primera reunión, tanto que quisieron repetir. En esta ocasión, se citaron en casa de Sabina, y don Felipe se encontró con una tremenda sorpresa nada más llegar al salón donde cenarían: una bandera republicana. ‘No queda otra’, pensaría el aspirante a rey de España antes de sentarse a la mesa, peor lo peor estaba por llegar. Joaquín empezó a leer su Ripiado de Palacio, un poema satírico sobre la realeza y los Borbones. Al hijo de don Juan Carlos no le hizo ni pizca de gracia, pero su esposa parecía encantada, según el propio artista. “La Leti reaacionó muy bien. El príncipe, que está más investido de su responsabilidad, soltó una carcajada sólo una vez. Cuando dije: “Rostropovich mola mazo”. Porque el príncipe debe de estar de Rostropovich hasta la polla. Leti estaba encantada con todo y la conversación fue realmente estupenda”, recuerda en su libro.

Por si todas estas no fueran anécdotas suficientes, todavía queda la más rocambolesca de todas: Letizia deslumbró con su sentido del humor a Sabina, con quien compartió un chiste sobre ella misma bastante subido de tono… ¿Quieres saber de qué broma se trata? Sigue leyendo, te lo contamos en la página siguiente.

Siguiente: El chiste subido de tono de Letizia

El chiste subido de tono de Letizia

> Corría el año 2003, y mientras que Ortiz acababa de comprometerse con el heredero al trono español, allende nuestras fronteras Estefanía de Mónaco se casaba con Adans López Perez, un acróbata portugués. La hija pequeña del rey Raniero III estaba en boca de todos por su reciente enlace, y Letizia la sacó a relucir durante su velada con Sabina para hacer alarde de su sentido del humor. “La Leti me contó, casi de entrada, un chiste de Lepe sobre ella muy divertido: ‘¿En qué se parece Estefanía de Mónaco a Letizia? En que Estefanía de Mónaco folla con un funambulista y Letizia es una fulana muy lista’”, bromeó la ahora soberana, según reveló el mismísimo cantante.

Que Sabina hiciera pública no solo esta, sino todas las demás anécdotas, no sentó del todo bien en Zarzuela, y desde entonces no han querido volver a contar con él. “Que lo recordara en mi libro le sentó fatal. Desde entonces ya no soy bien visto en palacio”, señaló el cantante a Jaime Peñafiel, pero que le quiten lo ‘bailao’.

La entrada Letizia, al descubierto tras su última cena con Joaquín Sabina se publicó primero en Cotilleo.