Letizia se venga de don Juan Carlos y le castiga duramente

La preocupación por don Juan Carlos sigue presente en Palacio. Desde que hace unos días apareciese en el funeral de su hermana, la infanta Pilar, con un visible deterioro físico, el rey emérito ha hecho saltar todas las alarmas. A raíz de este momento tal delicado es cuando la reina Letizia entra en acción para castigar a su suegro. Os contamos todos los detalles, a continuación.

Preocupación por don Juan Carlos

> La Familia Real tuvo que asumir un terrible varapalo el pasado ocho de enero. Doña Pilar de Borbón fallecía a consecuencia del cáncer de colon que padecía, y buena parte de la monarquía se reunió en su casa para darle un último adiós. Pero los actos fúnebres no terminaron tras su entierro, sino que a finales de mes se celebró un funeral institucional en la Basílica de El Escorial al que acudieron numerosas personalidades del Estado. Allí se encontraban don Juan Carlos y doña Sofía, acompañados de sus hijas, Elena y Cristina.

Como manda el protocolo, los reyes Felipe y Letizia fueron los últimos en atravesar el largo pasillo del templo que llega hasta el altar. Fue entonces cuando se produjo el momento más comentado de la jornada: los soberanos saludaron con dos besos a los eméritos y a la princesa Beatriz de Holanda, pero ni siquiera miraron a las infantas. Este momento de máxima tensión no dejó indiferente a nadie, y todo el mundo se aventuró a especular sobre las razones que se escondían tras este desaire de Felipe y Letizia a las infantas. Unos días después, la verdad -que no deja en buen lugar a Letizia- sale a la luz. Si quieres saber lo que realmente pasó ese día, dale a ‘siguiente’.

Siguiente: Letizia destroza a su suegro

Letizia destroza a su suegro


> Durante el funeral de la infanta Pilar, pudimos ver a don Juan Carlos muy afectado, a su vez que deteriorado físicamente. Las imágenes Del emérito en el coche hablaban por sí solas. “Llamó la atención el rostro desencajado y la delgadez de Juan Carlos, que bailaba dentro de su abrigo. Tal vez esa tremenda pérdida de peso sea debida a que ya no toma cortisona”, contó Pilar Eyre. Pero lo peor estaba aún por suceder.

Dentro de la iglesia existía una famila rota. Y no solo de dolor, sino que sus lazos poco estrechos han quedado totalmente al descubierto. La llegada de Felipe y Letizia dio mucho qué hablar. Y es que don Juan Carlos y doña Sofía inclinaron la cabeza ante su hijo mayor, pero no hicieron lo mismo con Letizia. “Don Juan Carlos sí había dirigido a su hijo una mirada suplicante conminándole a saludar a Cristina”, aseguró Eyre. Según afirma Periodista Digital, el saludo entre ambos no se produjo porque “fue una petición piadosa, una súplica de un padre hacia su hijo, pero Felipe no le concedió ese deseo por petición de Letizia”.

Siguiente: Cristina y Elena, contra Letizia

Las infantas, contra Letizia

Lo que pasó después de este polémico desaire solo ellas lo saben, pero las infantas no pudieron disimular su reacción ante las decenas de cámaras que grababan el momento. “Cristina y Elena clavaron el rejonazo de sus ojos en la espalda de su cuñada, y si esta pudo seguir caminando fue porque las miradas no matan, que si no…”, apunta Pilar Eyre en su columna de Lecturas.

Lo que es seguro es que este encontronazo no ha ayudado a terminar con la tensa relación que, desde hace años, mantienen las hermanas de don Felipe con doña Letizia. La familia de Borbón está más distanciada que nunca, y se antoja imposible que podamos volver a ver a todo el clan reunido como antaño, disfrutando juntos de los eventos que nos dejaban idílicas postales de la realeza al completo.

Siguiente: Casa Real, en el punto de mira

Casa Real, en el punto de mira

> Como viene siendo habitual en su estilo, Pilar Eyre no escatimó en palabras malsonantes para dirigirse a los diferentes miembros de la familia del rey. La pluma de la periodista cargó especialmente contra doña Elena, a quien describió de la siguiente manera en su columna de Lecturas: “Pelo con rizo asilvestrado, cejas despeinadas y canosas y el cutis terroso de quien vive mucho tiempo al aire libre. Sus labios eran una fina raya, pero intentaba sonreír”. Menudo traje le hizo… Pero la cronista no solo se fijó en el aspecto que la infanta mostró en el funeral de doña Pilar, sino que también echó el ojo al monarca abdicado. Le sorprendió especialmente su pérdida de peso, y señala que el Borbón podría estar en las últimas.

La entrada Letizia se venga de don Juan Carlos y le castiga duramente se publicó primero en Cotilleo.