Letizia y la infanta Elena, enfrentadas por un hombre: el último ataque de la reina a su cuñada

Nunca se han llevado del todo bien, pero la situación se ha recrudecido en los últimos años. La reina no puede ni ver a ninguna de sus cuñadas, y de vez en cuando sorprende con alguna ofensiva que las deja mordiendo el polvo. En esta ocasión, ha sido la infanta Elena quien ha sufrido la última ofensa de Letizia. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El mayor desplante de Letizia a sus cuñadas

> El pasado ocho de enero, doña Pilar de Borbón perdió la vida a consecuencia del cáncer de colon que padecía. A finales de mes, se celebró en la Basílica de El Escorial un funeral solemne que reunió a varias autoridades que querían dar un último adiós a la duquesa de Badajoz. Como manda el protocolo, los reyes fueron los últimos en acceder al templo y recorrieron el largo pasillo hasta llegar al altar, donde esperaban don Juan Carlos, doña Sofía y las infantas. Letizia y Felipe saludaron amablemente a los eméritos, pero ni siquiera miraron a doña Cristina y doña Elena. Según Pilar Eyre, fue Ortiz quien se interpuso entre su esposo y sus hermanas, en un intento de frenar cualquier acercamiento entre ellos.

Se trató de un desplante que corrió de boca en boca como la pólvora. Letizia trató a sus cuñadas como si fueran unas donnadies, pero lo peor aún estaba por llegar. La última afrenta de la soberana ha ofendido profundamente a doña Elena de Borbón, que no tenía idea de lo que estaba por llegarle. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: La última ofensa de Letizia a la infanta Elena

La última ofensa de Letizia a la infanta Elena

> El pasado lunes 17 de febrero, los reyes se presentaron en el palacio de El Pardo para hacer entrega de los Premios Nacionales de Investigación. Allí coincidieron con Jaime de Marichalar, exmarido de la infanta Elena, que acudió para mostrar su apoyo al cardiólogo Valentín Fuster Carulla, quien lo trató cuando sufrió un ictus en 2001 y que recibió un galardón por su fructífera trayectoria profesional como doctor. Aunque durante la ceremonia el aristócrata y los monarcas no tuvieron ningún tipo de contacto, cuando finalizó el evento y estaban a salvo de las miradas indiscretas de los reporteros, don Felipe y doña Letizia saludaron a su excuñado y exconcuñado, respectivamente, tal y como ha podido saber Vanitatis, denotando así que todavía guardan una estupenda relación.

¿Cómo le habrá sentado a la infanta Elena que su hermano y Letizia se paren a saludar a su exmarido, mientras que a ella ni siquiera le dirigieron una simple mirada en el funeral de doña Pilar? De seguro que nada bien, y menos gracia le hará el intenso vínculo que existe entre Ortiz y de Marichalar. Ambos hicieron muy buenas migas cuando se conocieron, y han mantenido su conexión incluso después del divorcio entre Jaime y la Borbón.

Siguiente: Letizia y Jaime de Marichalar se ven a solas

Letizia y Jaime de Marichalar se ven a solas

> La reina encontró en el aristócrata el apoyo que no le daban otros a su llegada a Palacio. Con Urdangarín y doña Cristina nunca se llevó especialmente bien, y su relación con doña Elena siempre fue algo distante. En cambio, con Marichalar hizo buenas migas desde el principio y su amistad se mantuvo incluso después de que se divorciara de la infanta en 2009, dos años después de anunciar su “cese temporal de la convivencia”. Tanto es así que, en 2014, cuando murió Concepción Sáenz de Tejada, madre de don Jaime, la soberana se presentó en su casa para apoyar a la familia en tan complicado momento.

Ningún otro miembro de la Corona lo hizo, ni don Felipe ni los eméritos. Solo Letizia estuvo al lado del empresario, quizás en agradecimiento a todo lo que él hizo por ella cuando su hermana pequeña, Érika Ortiz, se quitó la vida en 2007. Una vez más, el padre de Froilán y Victoria Federica fue quien mejor se portó con la entonces princesa de Asturias dentro del núcleo borbónico.

Siguiente: Jaime de Marichalar, un apoyo fundamental para Letizia

Jaime de Marichalar, un apoyo fundamental para Letizia

> Se trata de uno de los peores momentos de la vida de la reina. En febrero de 2007, su hermana pequeña se quitó la vida en su piso de Madrid, anteriormente propiedad de Letizia. Toda la Familia Real acudió al funeral para mostrar su apoyo a la entonces princesa de Asturias, al menos de cara a la opinión pública. Pero fue de Marichalar el único que verdaderamente estuvo a su lado en aquella etapa tan complicada, incluso cuando las cámaras dejaban de grabar. Ortiz estará eternamente agradecida a don Jaime, y por eso se personó en su casa cuando falleció su madre. Pero no solo eso, sino que también se posicionó con él cuando se divorció de la infanta Elena. Algunos datan aquí el inicio de las tensiones en la relación entre la soberana y su cuñada. Por lo visto, esta nunca le perdonó que mostrara su favor a su exmarido, y entendió el gesto como una traición que no olvidará a la primera de cambio.

La entrada Letizia y la infanta Elena, enfrentadas por un hombre: el último ataque de la reina a su cuñada se publicó primero en Cotilleo.