Los hijos del Marqués de Griñón, a tortas con su viuda por la herencia

El marqués de Griñón falleció recientemente a causa del corona virus. Según ha trascendido, Carlos Falcó empezó a sentirse mal y requirió asistencia sanitaria. El marqués se encontraba con su esposa cuando fue trasladado al hospital. Esther Doña también ha sido diagnosticada con el virús, de ahí que no haya podido dar el último adiós a su marido. Lo peor viene ahora. Los hijos del marqués de Griñón están temerosos de que su padre haya modificado el testamento en beneficio de Esther. La guerra ha estallado. Los herederos de Carlos Falcó van a presentar batalla. De momento, ya han movido ficha. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos todo a continuación.

Las últimas palabras del marqués de Griñón

> Los últimos días del marqués de Griñón transcurrieron en el hospital. Hasta el final, mantuvo el sentido del humor. Ha trascendido que envió mensajes donde bromeaba con que el personal sanitario le trataba “como a un marqués”. Carlos Falcó empezó a sentirse mal. Tenía previsto ir a una boda pero decidió anular el compromiso. A partir de ese momento, los problemas respiratorios se agudizaron y fue necesario trasladarle al hospital mientras Esther Doña se quedaba en el palacio El Rincón.

Dado que también ella está afectada por el virus y en cuarentena, Esther no podido dar el último adiós a su marido. Parece que él estaba completamente enamorado de ella. Este fue el último mensaje que le envió horas antes de fallecer: “Voy a luchar por ti. Voy a luchar por pasar muchos años contigo”. Lamentablemente, no pudo ser. Y eso que Carlos Falcó se sometió a un tratamiento experimental. Punto que ha levantado ciertas críticas por tratarse de algo no al alcance de todos los enfermos.

Siguiente: Guerra entre los herederos de Carlos Falcó

Guerra entre los herederos de Carlos Falcó

> Esther Doña nunca ha sido aceptada por los hijos de su marido. Carlos Falcó se trasladaba a las reuniones familiares sin la compañía de su esposa. Se filtró que la consideraban una arribista solo interesada en el patrimonio del marqués. Se sabe que Griñón cambió su testamento y eso hace que sus retoños estén nerviosos y dispuestos a luchar por lo que consideran suyo. Así lo ha expresado un allegado a la familia, que asegura que la calma chicha entre ambos bandos, en la revista Pronto: “se convertirá en un enfrentamiento cuando se abra el testamento dentro de unos días. Falcó lo cambió al casarse con Esther para no dejarla desprotegida, pero ya veremos qué le deja y cómo le sienta eso a los hijos”.

La fuente consultada por Pronto asegura que la guerra entre ambos bando es total: “Esther y los hijos de Carlos no se hablan. Ellos nunca vieron con buenos ojos ese matrimonio del que se enteraron por la prensa. Figúrate el cabreo”. A pesar de que la pareja hizo algunas concesiones para calmar las aguas, no sirvieron.

Siguiente: Las concesiones del marqués a sus hijos

Las concesiones del marqués a sus hijos

> Carlos Falcó y Esther Doña se casaron en 2017 en una ceremonia civil a la que no acudió ninguno de los hijos de él. Tenía cinco, nacidos de sus tres matrimonios anteriores: Manuel, Sandra, Tamara, Duarte y Aldara. Las fotografías del enlace pudieron verse en el papel cuché dado que la pareja dio la exclusiva a ¡Hola! Fue la propia marquesa de Griñón quien anunció: “Firmé un acuerdo prematrimonial donde queda claro que nuestra relación está basada en el amor mutuo y no en asuntos  materiales”.

Esther también aclaró sobre si tendrían hijos, algo que a Carlos le hacía mucha ilusión: “En nuestros planes no entra tener hijos. No por falta de ganas e ilusión, sino porque creo que sería una irresponsabilidad por nuestra parte”. Doña pronunciaba estas palabras en 2018. Asimismo, aclaraba que la situación con los hijos de su marido estaba bien: “Yo estoy muy feliz por mi marido, porque sé lo importante que son sus hijos para él”.

Siguiente: El marqués, detenido por violencia contra Esther

El marqués, detenido por violencia contra Esther

> Carlos Falcó pasó una noche en comisaría tras ser detenido. Los agentes encargados de su arresto lo denunciaron por presunta violencia de género contra Esther Doña. En LOC explican que los hechos ocurrieron el pasado 24 de febrero en el hotel Eurobuilding de Madrid. El marqués y su esposa mantenían una acalorada discusión que hizo que varios huéspedes llamaran a la policía. Dos agente se personaron en la habitación que ocupaban los marqueses de Griñón. La pareja reconoció los hechos y los agentes actuaron en consecuencia.

Según publica el suplemento de El Mundo: “Los agentes decidieron llevarse a Carlos Falcó a la comisaría de Chamartín y recomendaron a Esther que denunciara”. De nada sirvió la negativa de Doña a denunciar a su marido ya que “los profesionales decidieron actuar de oficio. Interpusieron una denuncia por presunto delito de violencia de género”.

Siguiente: Habla el acusado

Carlos Falcó, se defiende

> Tras pasar una noche en comisaría, Carlos Falcó fue trasladado a dependencias judiciales para declarar. La jueza no vio indicios de delito y lo dejó en libertad sin cargos. El marqués de Griñón se muestra contundente al opinar sobre la situación que ha vivido: “Se trata de una historia desmesurada. No me parece bien que la presunción de inocencia no pueda aplicarse igual siendo hombre o mujer”. Al parecer, cuando ocurrieron los hechos, la pareja atravesaba una fuerte crisis. Esther no se siente aceptada por los hijos de su marido y ha decidido no mantener contacto con ellos. Esto habría motivado un cierto alejamiento.

El padre de Tamara Falco no ha dudado en reconocer que “Hemos superado una crisis y este episodio nos debe ayudar a que no nos vuelva a ocurrir algo así”. Tras lo sucedido, la pareja se refugió  en su finca. A pesar de los pesares, Carlos asegura que “Ahora disfruto de un matrimonio que me merezco porque he luchado mucho y soy muy feliz”.

La entrada Los hijos del Marqués de Griñón, a tortas con su viuda por la herencia se publicó primero en Cotilleo.