Los reyes Felipe y Letizia intensificarán su trabajo en el exterior durante la Fase 1

El país continúa recobrando la ansiada normalidad después de un tiempo de estricto confinamiento. Desde que se decretara el estado de alarma, los reyes Felipe y Letizia  han seguido con su trabajo desde sus respectivos despachos en el palacio de la Zarzuela. El pasado jueves, los monarcas volvían a mezclarse con la ciudadanía visitando de madrugada Mercamadrid, un punto clave durante la cuarentena, allí agradecían la labor de su personal durante la crisis. El próximo lunes, toda España estará como mínimo en fase 1, por ello, desde Zarzuela se confirma una mayor presencia exterior de sus Majestades que no han parado durante este tiempo poniendo su foco en la emergencia sanitaria.

En algo más de dos meses, concretamente en un total de 70 días de actividad, don Felipe y doña Letizia han adaptado su agenda para realizar un seguimiento continuo de la pandemia tanto en nuestro país como en el mundo. El objetivo ha sido estar en contacto con la sociedad realizando diversos diálogos con aquellos que se han situado en la primera línea de esta emergencia sanitaria, también con los colectivos sociales, económicos, culturales, científicos, humanitarios y deportivos con los que poder hacer un análisis y transmitir un claro mensaje de ánimo y apoyo.

Los Reyes, al pie del cañón

El rey Felipe ha mantenido diariamente su actividad institucional y ha estado en permanente contacto con el Gobierno, las autoridades autonómicas y locales, también con otros Jefes de Estado y Organismos Multinacionales. El pasado 18 de marzo se dirigió a la ciudadanía con motivo de la crisis sanitaria, un mensaje que ya queda como un discurso histórico: “Este virus no nos vencerá. Al contrario. Nos va a hacer más fuertes como sociedad; una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida. Una sociedad en pie frente a cualquier adversidad”. Mientras que doña Letizia ha intensificado su trabajo con especial atención con los sectores sociales con lo que desde hace tiempo desarrolla su agenda habitual.

Las cifras son abrumadores de un trabajo, quizás menos visible al público, pero no por ello menos intenso. Los monarcas han realizado un total de 84 videoconferencias, 141 llamadas telefónicas y han mantenido conversación con más de 1.000 personas en distintas llamadas tanto individuales como múltiples. Asimismo, han tenido contacto con un total de doce Jefes de Estado, un Príncipe Heredero, cuatro Organismos Multinacionales, tres Embajadores del Reino de España y nueve Embajadores Honorarios de la Marca España.

Tanto don Felipe como doña Letizia han querido estar en contacto con el sector sanitario durante estos últimos meses. Realizando llamadas a hospitales y áreas de salud de todas las Comunidades, han sido 47 conversaciones con centros sanitarios de referencia realizados en 37 ciudades y en 32 provincias. La Comunidad de Madrid y Cataluña, han tenido un mayor seguimiento por ser las más afectadas por la pandemia en nuestro país.

Cabe recordar que el Rey realizó una visita al Hospital IFEMA de emergencia a finales del mes de marzo. Junto a su mujer, visitó también la sede del 112. Don Felipe ha favorecido, asimismo, la canalización de algunas donaciones, a través de los cauces oportunos, para apoyar la disposición de material sanitario al servicio de los profesionales y de la sociedad.

Durante este tiempo, los monarcas han estado en contacto permanente con las grandes ONG’s que han intensificado su labor por la pandemia: Cáritas, Cruz Roja, Banco de Alimentos, Cermi, ONce, Projecte Home y Plataforma del Voluntariado. Como presidenta de honor de Cruz Roja, doña Letizia compartió jornada de trabajo con los voluntarios. Y como presidenta de honor de la FAD ha presidido un Patronato centrado en los efectos de la pandemia en la adolescencia y la juventud.

Desde los primeros días del estado de alarma, Felipe VI tomó la decisión de poner la Guardia Real y el Servicio de Seguridad de la Casa de SM el Rey al servicio prioritario contra la pandemia que han estado apoyando diariamente el esfuerzo común en labores de desinfección, información y apoyo humanitario a la ciudadanía en coordinación con las misiones encomendadas a las Fuerzas Armadas y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en respaldo a la tarea de todas las instituciones públicas involucradas.

La cultura y la educación también ha sido otro de sus focos de interés. Se reunieron en videoconferencia con cuatro exponentes de la Música española, de estilos y generaciones distintas, pero todos ante una crisis común: José Mercé, Miguel Poveda y David Bisbal.

 

 



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *