María Teresa Campos humilla a Bigote con un terrible gesto

Han pasado casi tres meses desde que la veterana periodista y el cómico pusieron punto final a su relación. En todo este tiempo, mucho se ha especulado sobre una posible reconciliación entre Bigote Arrocet y María Teresa Campos, pero la presentadora ha dejado claro que no se plantea retomar su relación con un remate final. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Se les acabó el amor

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet

> Terelu Campos se encargó de dar la noticia de la ruptura, a través de un comunicado de su madre que leyó en viva la vida: “Quiero ser yo misma quien os comunique que las relaciones duran más o menos en el tiempo, a veces toda la vida, o como en mi caso casi seis años. Quiero manifestar que nuestra relación se ha roto recientemente. Quiero pedir a los compañeros y a las personas que me quieren, que en la medida de lo posible me dejen vivir con tranquilidad estos momentos tan difíciles para mí”. A pesar de que María Teresa cerró la puerta a la reconciliación, mucho se ha estado especulando estos meses sobre un posible acercamiento. De hecho, algunos cercanos a Bigote aseguran que todavía sigue queriendo a su “Teresita”.

Pero la presentadora no olvida ni perdona, al menos en lo que a este asunto se refiere. No está dispuesta a volver a sufrir por Arrocet, y acaba de confirmar que lo ha echado de su vida para siempre. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: María Teresa y su remate a Bigote

María Teresa y su remate a Bigote

> Fueron casi seis años de relación en los que compartieron nidito de amor. A lo largo de todo este tiempo, Arrocet acumuló todo tipo de enseres y pertenencias en la casa de la periodista, en una habitación en la que María Teresa no podía ni entrar porque no soportaba el desorden que imperaba en la estancia. Desde que pusieron fin a su romance, se ha estado especulando sobre cuándo se llevaría Bigote sus efectos personales, y ese día por fin ha llegado. El cómico se presentó en el casoplón de Molino de la Hoz, en Las Rozas, sobre las cuatro de la tarde de martes 25 de febrero. Lo acompañaban tres operarios y una furgoneta cuyo reducido tamaño ha sorprendido a los tertulianos de Sálvame, testigos de su llegada desde el plató del magacín. “Ahí no le cabe todo”, decían los colaboradores.

Efectivamente, después de casi dos horas de mudanza, Bigote no ha sido capaz de meter seis años de su vida en una pequeña furgoneta, así que tendrá que volver a la mansión para completar su traslado, tal y como ha avanzado Mila Ximénez. María Teresa tenía ganas de recuperar esa habitación repleta de recuerdos dolorosos, y su desalojo no hace más que afianzar la idea de que la ruptura es definitiva.

Siguiente: ¿Dónde estaba María Teresa?

¿Dónde estaba María Teresa?

María Teresa Campos

> Todo el mundo esperaba el momento de la mudanza para comprobar cómo sería el reencuentro entre la veterana periodista y el que fuera su pareja durante casi seis años. Pero los más curiosos han visto su gozo en un pozo, y María Teresa ha preferido no pasar por el mal trago de verse cara a cara con el hombre que terminó su relación por un mensaje de WhatsApp, tal y como ella misma reveló. Así, la matriarca de las Campos ha abandonado su residencia horas antes de que Bigote se personara en la mansión, tal y cómo ha confirmado Mila Ximénez en Sálvame. Según la colaboradora, María Teresa se ha ido a comer con sus amigas y, por lo visto, ha alargado la sobremesa más de la cuenta, para asegurarse de que no había rastro de Arrocet cuando regresara a la vivienda. Parece que la situación entre ellos todavía es bastante tensa, tanto que, de momento, prefieren mantener la distancia y no verse hasta que cierren las heridas.

Siguiente: María Teresa también se muda

María Teresa también se muda

> No es ningún secreto que la presentadora lleva tiendo intentando desprenderse de su fabulosa casa de casi 2000 metros cuadrados construidos, más otros 6000 de parcela, incluso antes de terminar su relación con Bigote. Pero no está siendo tarea fácil para María Teresa, y parece que los posibles interesados se resisten a comprarla, quizás por su elevado precio en el mercado: supera los 3 millones de euros. Sin embargo, todavía sin haber encontrado a una persona que quiera convertirse en propietaria de la vivienda, la veterana periodista ya se ha puesto a buscar un piso algo más modesto por la localidad de Aravaca. De hecho, hace algunas semanas, ella y Terelu visitaron algunos inmuebles con la esperanza de encontrar un nuevo hogar. Si bien no tienen pensado vivir juntas, sí entra en sus planes que sus nuevos domicilios estén mucho más próximos entre sí.  Se trata de un nuevo e importante paso hacia la nueva vida de María Teresa, en la que Bigote ya no tiene cabida.

La entrada María Teresa Campos humilla a Bigote con un terrible gesto se publicó primero en Cotilleo.