María Teresa Campos llama desesperada a Sálvame y suplica clemencia

María Teresa Campos no atraviesa un buen momento. Se llevó un buen varapalo tras la ruptura con Bigote Arrocet. Posteriormente, llegaría el corona virus y la comunicadora se encuentra pasando la cuarentena obligatoria en casa de su hija Terelu. Madre e hija sobrellevan como pueden estos días difíciles. Pues bien, en esta complicado situación, Teresa tiene que lidiar con el escándalo que ha montado su nieta. En el centro del mismo, Miguel Frigenti y Alejandra Rubio. La comunicadora, rota, pide clemencia. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Alejandra Rubio y su terrible metedura de pata

> A estas alturas, muy pocos dudan que Alejandra Rubio quiere hacer carrera en televisión. La hija de Terelu no duda en utilizar todas las armas a su alcance para afianzar sus colaboraciones. Gracias a su familia, ha conseguido que la fichen en el programa donde colaboran su madre y su tía. Terelu y Carmen Borrego desembarcaron en ¡Viva la vida! tras la abrupta salida de Sálvame. Llegaron de la mano del director, Raúl Prieto, con quien estrecharon lazos durante la grabación de Las Campos.

A Alejandra le gusta la fama y los réditos de la misma. Desde pequeña ha estado en primera línea. Su familia, siempre atenta con los fotógrafos, no puso pegas a posar con ella. Sin duda, eran otros tiempos donde la buena entente entre prensa y famosos primaba. Parecía que la hija de Terelu iba a tirar para otro lado pero cambió de tercio y eso pilló con el paso cambiado a los suyos.

Siguiente: María Teresa Campos, desesperada

María Teresa Campos, desesperada

María Teresa Campos

> El escándalo estalló cuando Miguel Frigenti reveló en Sálvame que Alejandra Rubio había dicho de Lydia Lozano: “Vieja de mierda”. Así se refirió a ella tras conocer que dejó caer que tenía un affaire con Suso Álvarez. Pues bien, a partir de ese momento, una catarata de información sobre Alejandra se desató. Entre otras cosas se dijo que había heredado de Terelu la soberbia. Por supuesto, Rubio negó que hubiera dicho tal cosa de Lydia Lozano.

María Teresa Campos ha llamado a Jorge Javier en directo. El presentador se ha dado cuenta tras dejar de sonar el teléfono y se ha comunicado con ella. La periodista se expresó así de contundente: “Bastante tenemos con lo que estamos pasando como para entrar en esto. Estoy con el miedo en el cuerpo. Respetad por lo menos el momento que el país está viviendo. Escribirme mensajes a mí para hablar cuando estáis todos los días llevando a gente a ponernos verdes, a insultarlos. ¡A gente que ni conozco! Y encima me escribís para que yo entre en esto…”.

Siguiente: La Campos se lleva un chasco

La Campos se lleva un chasco

> En todo momento, Jorge Javier ha dejado claro a Teresa que estaban en directo. La ha advertido para que lo tuviera en cuenta. Sin embargo, la periodista no ha debido entender bien. Al colgar, se le ha escuchado decir: “Espero que no me grabes”. Los allí presentes se han quedado blancos y ella se ha llevado un tremendo chasco al descubrir su error.

Sobre su nieta, María Teresa Campos ha afirmado tener confianza en ella porque la conoce bien: “Sé, perfectamente, cómo es mi nieta y las cosas que dices”. Ciertamente, está muy tocada. Lleva una temporada muy complicada. La ruptura con Bigote la ha dejado hundida. Nunca pensó que la relación acabara así. Es más, hay quien tiene la teoría de que anunció que ya no estaba con el cómico esperando que él volviera corriendo para reconquistarla.

Siguiente: El difícil carácter de Alejandra

El difícil carácter de Alejandra

> Lo cierto es que Alejandra Rubio no tiene buen carácter. En Oh my club, donde ejerce de relaciones públicas, sus compañeros no la soportan. Es altiva, muy creída y soberbia. Se comporta cual diva. Le gusta dejar claro que está a otro nivel. Todo esto hace que nadie se atreva a decirle nada por si acaso. Hace valer su fama de ser hija de quien es. Nada que ver con la normalidad que pregona. Sin duda, esto explicaría la muletilla de Alejandra: “Quieren vivir a costa mía”.

Sin duda, esta Alejandra Rubio recuerda en mucho a Terelu Campos. Quienes conocieron a la presentadora en su época de esplendor, la definen como altiva, creída y soberbia. Los tres calificativos que le achacan a su hija. Está contrastado que Terelu necesita ayuda de cámara para ir a trabajar. Le tienen que aguantar el bolso, encenderle los cigarrillos y llevarle las bolsas. Parece que Alejandra Rubio sigue también su ejemplo en esto.

La entrada María Teresa Campos llama desesperada a Sálvame y suplica clemencia se publicó primero en Cotilleo.