Operación detox para tu cuerpo ¡ponte guapa para este verano!

La polución, el sedentarismo, el estrés diario y una nutrición desequilibrada forman parte de nuestro día a día, pero, precisamente estos cuatro factores son los principales causantes de un sobreexceso de toxinas en nuestro cuerpo. La primavera es la mejor época para darle un respiro y resetearlo. ¡Empieza ya!

¿Dónde están las toxinas?

En el aire que respiramos, en los medicamentos, en los conservantes y aditivos químicos, en el tabaco y alcohol… El problema es que cuando acumulamos una cantidad importante de toxinas en nuestro organismo provocamos un estrés innecesario en el interior de nuestras células que hace que trabajen a medio gas y es cuando notamos esa falta de energía de la que siempre nos quejamos y no sabemos el motivo de su aparición.

Por ello, debemos evitar en la medida de lo posible las situaciones que nos producen un estrés continuo, ya que provocamos el llamado “estrés oxidativo” que aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

También las digestiones pesadas causan una gran cantidad de residuos en nuestro cuerpo dado que nosotros absorbemos los nutrientes una vez han pasado al torrente sanguíneo, pero para ello necesitamos que nuestro aparato digestivo esté libre de residuos y podamos así realizar el paso de los nutrientes a la sangre lo más fácil posible, manteniendo los capilares limpios. Pero tranquila, si sigues estos sencillos consejos en pocas semanas pondrás a punto tu cuerpo para recibir el verano sintiéndote mejor que nunca. ¡Apunta!

1- Aumenta (mucho) los antioxidantes

Para resetear el cuerpo es imprescindible llevar a cabo una alimentación rica en frutas, verduras y legumbres, debido a su gran contenido en sustancias antioxidantes, vitaminas y minerales, que harán que podamos luchar con más fuerza frente a las sustancias que puedan dañar nuestro cuerpo y contra los radicales libres, los cuales también son responsables de la aparición del estrés oxidativo.

2- Di adiós a las grasas saturadas

Al menos durante un mes evita todo lo posible las grasas saturadas y el consumo excesivo de proteínas animales, ya que por una parte, las grasas enlentecen muchísimo nuestra digestión y, por otra, las proteínas producen una gran cantidad de residuos tras el proceso de la digestión.

3- Mantente hidratada

Cuando bebemos poca agua, nuestros riñones trabajan más lento y se acumulan toxinas en nuestro organismo. Por ello, es vital beber al menos dos litros al día, para mantenerte hidratada y acabar con la temida retención de líquidos. Si puedes, hazlo fuera de las comidas, te dará una mayor sensación de saciedad y, por tanto, ayudarás a reducir la ingesta posterior de calorías.

Intenta relajarte

Es muy importante relajar nuestra mente, ya que se ha comprobado que nuestras emociones están conectadas al 100% con el buen funcionamiento del resto de nuestro cuerpo. Puedes probar con las saunas un par de veces por semana, el calor estimula la circulación, lo cual reduce la presión sanguínea, relaja los músculos, equilibra el cortisol
(la hormona del estrés) y se ha demostrado que mejoran el funcionamiento de las arterias.

1- ¡Muévete!

El deporte es otro punto clave para la eliminación de toxinas porque además de provocar una reducción en los niveles de estrés oxidativo, eliminamos mucho mejor las toxinas a través del sudor. Si te cuesta ir al gimnasio, al menos proponte caminar a ritmo rápido durante 30 o 40 minutos cada día, está demostrado que ayuda a luchar contra el estrés y la ansiedad. Esto se debe a que cuando hacemos deporte nuestro cuerpo libera endorfinas, las hormonas encargadas de la felicidad y el bienestar.

2- Suma batidos

Las consecuencias de un exceso de toxinas también se refleja en nuestro rostro. Ojeras marcadas, bolsas, cara hinchada… Los batidos détox son una inyección de vitaminas y minerales para tu organismo que logran resetearlo desde el interior. Prueba este: mezcla dos puñados de espinacas, el zumo de medio limón, media cucharadita de jengibre rallado, medio mango, tres rodajas de piña natural y una taza y media de agua mineral. ¡Te encantará!
detox

Alimentos que te ayudan

Son tus mejores aliados. estos alimentos son clave y no deben faltarte nunca si quieres depurarte por dentro y por fuera cuanto antes.

Limón

Ayuda a mantener un PH saludable en el organismo, así como a eliminar toxinas y bacterias. Puedes incluirlo en tu dieta como aliño de ensaladas o tomarlo por la mañana exprimido en una taza de agua templada.

Rúcula

La fibra que contiene mejora el tránsito intestinal y su amargor favorece la digestión, ya que estimula las secreciones digestivas. Además, ayuda a desintoxicar el hígado y contribuye a reducir los picos de azúcar en el organismo.

Frambuesas

Ricas en fibra, minerales y antioxidantes, tienen un alto contenido en agua y aportan muy pocas calorías. ¿Más? Las frambuesas favorecen la desintoxicación del hígado y destacan por su capacidad drenante y antiinflamatoria.

Jengibre

Tiene propiedades desintoxicantes, mejora la digestión y ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo. Además, posee gingerol, un compuesto que actúa como antiinflamatorio natural y favorece la pérdida de peso.



Fuente del artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *