¿Por qué se está masacrando a Fani por hacer lo mismo que otras famosas?

Ni 12 meses, 12 causas, ni la defensora feminista, ni nadie ha hecho nada por parar la campaña de descrédito contra Fani. ¿Dónde están las feministas? Lo más curioso del caso es que se está masacrando a una joven por encamarse con un maromo mientras su novio, que al parecer también ha hecho lo que le ha apetecido en el pasado, grita su nombre en una playa de Punta Cana.

Ahora están sacando vídeos de 2014 donde se especificaba que ella ya quería ser famosa acostándose con famosos como Jacobo Ostos o Mario de Gran Hermano. La pregunta sigue siendo la misma: ¿y qué? ¿Acaso ha hecho algo distinto a lo que tantas otras?

Exceptuando su juego con su paternidad, que ya tendrá las consecuencias legales oportunas, consideramos que Fani puede hacer con su sexualidad lo que apetezca en todo momento. Nadie tiene derecho a denominarla nada y, muchísimo menos, a ponerla de caza famosos cuando hay una sentada en el programa que hizo exactamente lo mismo con otro famoso sin que nadie la haya tildado de nada hasta la fecha.

En estos casos no sabemos si el empoderamiento de la mujer se limita a salir a la calle con una pancarta o, verdaderamente, a confirmar que una mujer puede hacer lo que quiera con su cuerpo sin rendirle cuentas a nadie. Una cosa es opinar sobre el concurso de Fani y también sobre su cinismo, que lo tiene al exigir lo que ella no ofrece, y otra es considerarla como se le considera.

Los moralistas de salón ¿van a resistirse a entrevistarla? Lo dudamos. Si es ella la que quiere hacer caja con sus aventuras íntimas, ¿quiénes son los críticos para impedírselo? Esperamos tus comentarios a este respecto.