Rocío Carrasco, hundida al descubrirse las amenazas y el maltrato de su hija Rocío Flores

Muchos rumores, pero pocos con fundamento para explicar con detalle cuáles han sido los verdaderos motivos del distanciamiento entre Rocío Carrasco y Rocío Flores. Hoy, se ha hecho pública la sentencia que dictamina la verdad de este duro enfrentamiento entre madre e hija. Todos los detalles además de la resolución de esta sentencia, a continuación.

Sale a la luz la sentencia que lo cambia todo

> El digital Vanitatis ha sacado a la luz toda la verdad sobre lo que muchos consideran un tema tabú. Una sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid ha visto la luz pública, y en ella quedan retratados los episodios más duros entre la hija y la nieta de Rocío Jurado. Empieza así: “Sobre las 8:00 h del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas.

Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”. Una sentencia pública que, sin duda, lo cambiará todo a partir de ahora. Pero sois muchos los que os preguntaréis qué es lo que pasó realmente aquel día. Aquel 27 de julio del año 2012, en el que madre e hija vivieron uno de los días más duros de su vida. Con palizas y golpes incluidos. Si quieres conocer todos los detalles sobre uno de los acontecimientos más delicados dentro de la prensa del corazón, dale a siguiente.

Siguiente: La paliza de Rocío Flores a Rocío Carrasco

La paliza de Rocío Flores a Rocío Carrasco

> Han pasado ya ocho años desde que Rocío Carrasco acudiera a los tribunales para demandar a la que ha sido su niña del alma, Rocío Flores. Concretamente el 27 de julio del año 2012, una disputa entre madre e hija por una nectarina en la cocina lo cambió todo. No fue una discusión cualquiera. Quizás el calor del verano, que por aquel entonces se notaba ya con fuerza a primeras horas de la mañana, hizo que azotara la paciencia de ambas. Con rapidez los insultos pasaron a ser gritos, y los gritos, golpes. Según Vanitatis, fue Rocío Carrasco la que cayó al suelo. La primera vez en la cocina y la segunda, impidiendo que su hija saliera escopetada de casa. No pudo impedirlo: la joven salió con rapidez hacia el coche que le esperaba habitualmente en la puerta de casa.

El chófer, que posteriormente fue llamado como testigo, atendió a la joven que entonces “estaba muy nerviosa”. Según el medio citado anteriormente, Rocío Flores le pedía con ansias que le llevara al cuartel del Guardia Civil. Unas horas después de aquella espinosa vivencia, Rocío Flores “declararía ante la benemérita contra su madre, a la que atribuyó un supuesto delito de malos tratos”, tal y como cuenta Vanitatis. Todo pintaba mal para las dos, pero fue la joven la que optó por denunciar a su propia madre. A raíz de ahí, se abrió una causa por la vía penal que hoy, por fín, ha salido a la luz. Las consecuencias, inesperadas para Rocío Flores. Sigue leyendo.

Siguiente: Las terribles consecuencias de la paliza de Rocío Flores

Las consecuencias de la paliza para Rocío Flores

> Pero la procesada, que en este caso fue Rocío Carrasco, no salió condenada, sino que la que ha salido totalmente perjudicada en toda esta historia ha sido, sin duda, Rocío Flores, con la que no mantiene ningún tipo de relación desde entonces. Las consecuencias para Flores han sido brutales. Vanitatis asegura que la peor parada de toda historia fue una joven que, esa mañana del 27 de julio de 2012, se levantaba para acudir a un obligado cursillo de verano. Finalmente terminó cavándose su propia tumba.

Tras lo contado, la sentencia ya tenía a una culpable. Rocío Flores se enfrentaba entonces a una resolución de la que hoy en día todavía se acuerda. Según el medio citado anteriormente, el juez condenó a Rocío Flores por “maltrato habitual, amenazas, e injurias” contra Rocío Carrasco. Terminaba así una sentencia que ha ido recogiendo diferentes declaraciones que se resumen en un total de 2.000 folios, según Vanitatis. Después de lo acontecido, Rocío Flores está en el punto de mira, sobre todo porque, en cuestión de horas, su hija participará en Supervivientes.

Siguiente: Rocío Carrasco, en el punto de mira

En el ojo del huracán

> La empresaria está en el punto de mira desde que su expareja, Antonio David Flores, se convirtió en concursante de Gran Hermano VIP 7. Su hija, Rocío Flores, lo defendía semana tras semana desde el plató de Mediaset, y los conflictos y tensiones familiares volvieron a ocupar la primera línea del foco mediático. Para colmo, su primogénita forma parte de la tanda de participantes de Supervivientes 2020, desviando aún más la atención hacia su familia. Cotilleo.es anunció en exclusiva que su tía, Gloria Camila, la defenderá en plató junto a Antonio David Flores. El ex guardia civil podría tener su minuto de oro esta noche, aprovechando el estreno de reality, para aclarar todo lo ocurrido con la sentencia. Tan solo queda esperar a que comience el espectáculo.

La entrada Rocío Carrasco, hundida al descubrirse las amenazas y el maltrato de su hija Rocío Flores se publicó primero en Cotilleo.