Sola y abandonada: el drama de la infanta Elena en plena crisis del coronavirus

El conjunto de la sociedad española está pasando por un momento bastante complicado a raíz de la crisis sanitaria que nos ha dejado el coronavirus. La realeza no se libra y la infanta Elena atraviesa por sus días más amargos, sola y abandonada por sus seres queridos. Todo un drama que le costará superar… ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

El coronavirus toma Zarzuela

> Las primeras afectadas con sangre azul por esta pandemia fueron la princesa Leonor y la infanta Sofía. Su colegio, el elitista Santa María de los Rosales, reportó un caso de coronavirus en uno de sus alumnos y se vio obligado a echar el cierre antes que otras escuelas de la Comunidad de Madrid. Han pasado casi tres semanas y, desde entonces, la heredera y su hermana permanecen confinadas en Zarzuela. Idéntica situación sufre su madre, la reina Letizia, que ha de permanecer en cuarentena a raíz del positivo en COVID-19 de la ministra de Igualdad, Irene Montero, con quien estuvo en contacto con motivo de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer.

Queda demostrado así que el coronavirus no entiende de clases sociales y puede hacer estragos incluso entre las altas esferas. Que se lo digan, si no, a la infanta Elena, que atraviesa por un auténtico drama en plena crisis sanitaria. Sus seres queridos la han dejado sola y abandonada. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: La infanta Elena, sola y abandonada

La infanta Elena, sola y abandonada

> Privilegiados son los que pueden pasar este confinamiento obligado por el Gobierno en compañía de sus seres queridos. Junto a la familia, la cuarentena se hace mucho más amena. Por desgracia, hay a quien le ha tocado sobrellevar esta situación en soledad, y, por lo visto, es el caso de la infanta Elena. A su primogénito, Froilán, el auge de esta pandemia le pilló en Londres, donde reside desde principios de año por cuestiones académicas: está realizando sus prácticas universitarias en la capital británica. El joven respetó las indicaciones de las autoridades y no regresó a España para intentar evitar la propagación de la pandemia.

Además, su hija Victoria Federica tampoco está en casa. La joven ha sido vista en Villacarrillo, una localidad de Jaén, tal y como se puede observar en la imagen superior. Doña Elena vive junto a sus dos hijos en una casa del elitista Barrio de Salamanca, donde se mudó en 2007 tras su divorcio de Jaime de Marichalar. Con Froilán y su hermana fuera, y sin la posibilidad de salir a la calle, a la infanta se le debe estar haciendo bastante duro el confinamiento. Está sola, abandonada por su propia familia.

Siguiente: Victoria Federica la lía parda y se le echan encima

Victoria Federica la vuelve a liar

> Como se ha comentado anteriormente, la hija de doña Elena ha sido vista en una localidad de Jaén, muy lejos de su ciudad natal, Madrid. Han sido muchos los que han reprochado que Victoria Federica desatienda las indicaciones de las autoridades de confinarse en casa, después de que su propio tío, el rey Felipe VI, se dirigiera a la Nación para pedir a los ciudadanos que no salgan a la calle. “A ellos el estado de alarma les pilló fuera, en Cádiz, y después decidieron venirse al lugar en el que están ahora. Lo cual me parece mucho peor, ya vamos por el trayecto Madrid-Cádiz-Jaen. Más kilómetros aún”, lamentaba la usuaria de Twitter que publicó la fotografía de la joven Marichalar.

En cualquier caso, la internauta también critica que Victoria Federica esté haciendo la compra junto al que parece ser su novio, Jorge Bárcenas, cuando el resto de ciudadanos tenemos prohibido salir a la calle de dos en dos. Una vez más, la hija de la infanta Elena ha mostrado una actitud muy reprochable que nada casa con la ejemplaridad que se exige a los miembros de la Corona.

Siguiente: Froilán, en riesgo máximo por el coronavirus

Froilán, en riesgo máximo por el coronavirus

> Mientras Europa entera se blindaba para hacer frente al COVID-19, el primer ministro inglés, Boris Johnson, se decantó por no tomar medidas para frenar la expansión de la pandemia. Aunque finalmente sí ha optado por seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias, lo cierto es que llega con algo de retraso y los británicos han estado expuestos al coronavirus durante mucho más tiempo. Así, mientras en España nos encerrábamos en casa, Froilán, que vive en Londres, seguía yendo a trabajar, usando el transporte público y haciendo vida normal, coincidiendo con decenas de miles de personas a lo largo de su jornada. De todos los miembros de la familia del rey, es el que más riesgo corre de acabar enfermando a causa de un microbio que ha puesto en jaque a todo el planeta.

La entrada Sola y abandonada: el drama de la infanta Elena en plena crisis del coronavirus se publicó primero en Cotilleo.