Vuelan los cuchillos: el ataque de la infanta Cristina que destroza a doña Letizia

Las cuñadas ya no esconden su mutua animadversión. No pueden ni verse, y ninguna se esfuerza en disimularlo de cara a la opinión pública. Ahora, el último ataque que la infanta Cristina ha dirigido hacia doña Letizia no ha hecho otra cosa que añadir más lengua al fuego. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Cuando Letizia humilló a Cristina

> El 29 de enero se celebró en la Basílica de El Escorial un solemne funeral institucional en memoria de doña Pilar de Borbón, que perdió la vida a principios de año por culpa del cáncer de colon que padecía. Como manda el protocolo, los reyes fueron los últimos en acceder al templo, y recorrieron el largo pasillo hasta llegar al altar, donde aguardaban don Juan Carlos, doña Sofía y las hermanas de don Felipe. Los soberanos saludaron con dos besos a los eméritos, pero ni siquiera miraron a las infantas.

Según reveló Pilar Eyre en su columna de Lecturas, don Felipe sí tenía intención de tener un gesto amable con doña Cristina de Borbón, “pero Letizia se interpuso en su camino”. A la infanta no le sentó nada bien que su cuñada, a quien no puede ni ver, la humillara en público de aquella forma tan evidente. La venganza se sirve fría, y la exduquesa de Palama acaba de dirigir un último ataque a Letizia. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Siguiente: Cristina y su ataque a Letizia

Cristina y su ataque a Letizia

> El pasado 14 de febrero, Urdangarín empezó a disfrutar de su segundo permiso penitenciario. Cuando terminó su trabajo como voluntario en el Hogar don Orione, él y la infanta Cristina viajaron hasta Vitoria para reunirse con el resto de su familia. Allí, Iñaki pasó seis días de libertad, en los que tuvo tiempo para acudir a misa, hacer excursiones y salir a comer con su hija Irene. Casi una semana alejado de la Prisión de Brieva, donde cumple condena por su implicación en el Caso Nóos, que le permitió olvidarse de la complicada situación que atraviesa. Por desgracia, todo lo bueno acaba y el exjugador de balonmano ha tenido que regresar a la cárcel.

Urdangarín ha vuelto al centro penitenciario conduciendo una furgoneta, con doña Cristina de copiloto. En Casa Real preferirían que la infanta tomara cierta distancia y que evitara dejarse ver con su marido en estas circunstancias. La imagen de la hermana del rey acompañando a su esposo, condenado por corrupción, a la cárcel no casa con los valores que se quieren transmitir desde la Corona, y no hace más que avivar la polémica respecto a un asunto tan delicado. Letizia ha de estar que trina, y su cuñada tiene la culpa.

Siguiente: Letizia va a por sus cuñadas

Letizia va a por sus cuñadas

> Doña Cristina no es la única a que la reina tiene entre ceja y ceja. Doña Elena tampoco se libra, y la relación entre ellas se ha complicado en los últimos años. Sin embargo, Letizia se lleva a las mil maravillas con el exmarido de su cuñada, Jaime de Marichalar, tal y como pudimos comprobar el pasado 17 de febrero. Los reyes coincidieron con el empresario en un evento celebrado en el palacio de El Pardo, y aunque al principio evitaron dirigirse la palabra, terminaron demostrando la buena sintonía que existe entre ellos. Según pudo saber Vanitatis, una vez se marcharon las cámaras, los soberanos charlaron animadamente con el que fuera pareja de la infanta, denotando así que todavía se guardan afecto.

De seguro que a doña Elena no le ha sentado nada bien que su hermano y su cuñada tengan este buen gesto con su exmarido, mientras que a ella ni la miraron en el funeral de la infanta Pilar. Lo cierto es que Letizia y Jaime de Marichalar siempre se han llevado muy bien, tanto que incluso se reúnen a solas. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Siguiente: Letizia y Jaime de Marichalar se ven a solas

Letizia y Jaime de Marichalar se ven a solas

> La otrora periodista encontró en el marido de su cuñada el apoyo que le negaron otros a su llegada a Zarzuela. Letizia y de Marichalar hicieron buenas migas desde el principio y su amistad se mantuvo incluso después de aquel “cese temporal de la convivencia” entre Jaime y doña Elena, que terminó en divorcio dos años después. De hecho, en 2014, cuando perdió la vida la madre del empresario, Concepción Sáenz de Tejada, la reina se presentó en casa de su colega para apoyarlo en tan complicado momento.

Nadie más en Zarzuela quiso estar al lado de Jaime. Tan solo Letizia, ni su esposo, ni sus suegros, ni, por supuesto, sus cuñadas, acompañaron a de Marichalar tras la muerte de su madre. Ortiz agradeció así todo lo que hizo por ella en el pasado. Cuando fue su hermana, Érika, la que se quitó la vida en 2007, Jaime se convirtió en un pilar fundamental para ella. Son ese tipo de amigos con los que se puedecontar en las buenas, pero, sobre todo, nunca se fallarán en las malas.

La entrada Vuelan los cuchillos: el ataque de la infanta Cristina que destroza a doña Letizia se publicó primero en Cotilleo.